La discordia de Butler enmascara a los verdaderos problemas de los Bulls

December 24, 2015

 

            El horno en Chicago no está para bollos esta semana. Tres derrotas al hilo ante los Detroit Pistons, New York Knicks y Brooklyn Nets han contribuido a desestabilizar a un equipo que lleva mucho tiempo con una base de jugadores apuntalados por pilares como Derrick Rose, Jimmy Butler y Joakim Noah.

            Sin embargo, esos mismos “líderes” parecen estar más preocupados por echarle la culpa a otros cuando el asunto se pone cuesta arriba, y eso le quita credibilidad a un equipo con supuesta chapa de campeón.

            "Creo en los jugadores en este camerino, pero también me parece que probablemente tengamos que ser dirigidos un poco más duramente en ciertos momentos. Lo siento, sé que Fred (Hoiberg) es un tipo tranquilo, y realmente lo respeto por eso, pero cuando los jugadores no están haciendo lo que se supone que tienen que hacer, uno tiene que ir a los jugadores, incluyéndome a mi”, dijo Butler el sábado tras la contundente caída ante los Knicks en Nueva York por 107-91.

            A ver Jimmy, lamento decirlo pero Hoiberg no fue el principal responsable de que hayas encestado apenas cuatro de tus 11 tiros y anotado 12 puntos (tu segunda cantidad más baja de la actual temporada) aquella noche.

            Es verdad que la gente quiere que los jugadores sean espontáneos y es un poco hipócrita cuestionarlo por sacarse el ¨cassette¨, pero a la misma vez estamos hablando de un veterano con cuatro años de experiencia en la NBA que sabe (o debería saber) que la ropa sucia del equipo no se lava en público.

            "¿Si yo me arrepiento (de haberlo dicho)? No.", dijo Butler este lunes, antes de la derrota contra los Nets. "[Yo estaba] un poco frustrado tras perder, sí, pero en realidad yo me hago responsable en gran parte ya que yo necesito ser mejor líder, no puedo dejar que pasen cosas….Fue emoción cruda”.

            Butler ha sido demacrado de costa a costa en los Estados Unidos por una prensa que fue a buscar la controversia como lobos hambrientos ante su presa, pero aun así ningún compañero salió a defender a Butler todavía.

            Pau Gasol enfatizó que ese tipo de cosas se hablan puertas adentro, Rose dijo que no estaba pensando en ello ya que él ¨estaba enojado por haber perdido¨ contra los Nets.

            Joakim Noah siempre defiende a Rose a capa y espada cuando lo cuestionan por sus lesiones, pero por ahora él se limita a decir que su equipo ¨tiene problemas¨.

            Cuando tus propios colegas con los que convives día tras día no te respaldan, ¿en que o quien puedes confiar? Esa es una receta para el desastre.

            Los Bulls despidieron a Tom Thibodeau y trajeron a Hoiberg este año porque justamente Thibodeau era demasiado demandante con sus jugadores y los agotaba prematuramente tanto física como mentalmente, ¿y ahora Butler se queja de que Hoiberg es demasiado permisivo?.

            Que yo sepa, él está promediando más puntos por partido (21,5) jugando menos minutos (37.5) con Hoiberg que con Thibodeau esta temporada.

            Es más, el escolta de los Bulls solo ha estado en cancha por más de 40 minutos cuatro veces durante esta campaña, y una de esas instancias fue el duelo de cuádruple tiempo suplementario contra Detroit el viernes pasado.

            Si lo comparamos con sus 26 juegos iniciales bajo la dirección técnica de Thibodeau la temporada pasada, esa cifra de partidos con 40 o más minutos disputados se elevaba a 13 en aquel entonces.

            Pedirle a un entrenador que proviene del básquetbol universitario y recién te ve jugar desde hace un par de meses que sepa cuales botones presionar no es razonable cuando lo más probable es que él no quiera exponer a una de sus principales figuras en el inicio de su carrera en la NBA.

            Recordemos que la NBA no es como el básquet universitario. Entrenadores como Mike Krzyzewski, John Calipari o Rick Pitino ganan la pulseada en el básquetbol amateur con el poder de ser los poseedores de becas estudiantiles, pero a nivel profesional los jugadores son los que manejan el show ya que su estabilidad y sus contratos son más lucrativos.

            Por ejemplo, LeBron James solo tendría que levantar el teléfono y llamar a Dan Gilbert si él querría que David Blatt se marche de Cleveland.

En la NBA, los mejores estrategas no son los que tienen látigo en mano, sino los que delegan responsabilidad a sus jugadores poniéndolos en situaciones adecuadas para prosperar como profesionales: Gregg Popovich, Doc Rivers y Rick Carlisle son ejemplos de ello, pero eso lo aprendieron con el paso del tiempo y no les llegó como por arte de magia tras un puñado de victorias.

            Rose está saludable, Butler está llegando a su plenitud y el camino a las Finales pasa por Cleveland. Sin embargo, los Bulls parecen haberse perdido en un turbulento mar de entredichos y derrotas que abruman como el huracán más potente.

            ¿Acaso podrán salir a tiempo para enderezar el barco? Esta vez no es el futuro del entrenador, sino que el de los mismos jugadores en Chicago el que está en juego.

 

Please reload

Noticia Destacadas

Anuncia su retiro John Cullerton / John Cullerton announces retirement

November 15, 2019

1/10
Please reload

Archivos
Please reload

 Created by Luis Concepcion 

Redesigned by MdO Web Design

© 2019  | El Dia News | 6331 W. 26th Street | Berwyn, Illinois 60402 | Phone: (708)652-6397