Juro que no vuelvo a tomar

 

Muchas veces, principalmente cuando amanecía con una cruda física y moral, espantosa, con la insoportable repugnancia al cigarro después de haber fumado como chacuaco, me decía una y otra vez, más cuando estaba incado en el escusado vomitando.- Juro que no vuelvo a tomar.- Lo juro, no me vuelvo a emborrachar, yo no sabía que el alcoholismo y la drogadicción, son progresivos, incurables, mortales, es decir, de por vida, que mi problema, no es solo las sustancias tóxicas, sino toda la complejidad de mi enfermedad, que es física, mental, emocional, espiritual y de la personalidad, por ello, tenía semanas de abstinencia, dejaba de consumir, incluso duré más de un año sin meterme nada de nada, pero mis días eran de humor negro, mal y de malas, mi ansiedad la llenaba con comida, dulces o con adrenalina en el juego, en el sexo, me ganaba la pereza, caí en depresión y tarde que temprano me daba por anestesiar mis sentimientos, por dormir mis emociones y de nueva cuenta empinaba el codo e inhalaba cocaína como si se fuera a acabar, no podía, no pude, a pesar de que un  borracho como yo, tiene que tocar fondos y fondos, con altos riesgos, sufrí mis consecuencias y mis pérdidas, el alcohol me robó mi vida, mi salud, dinero, tiempo, me robó mi familia, mi dignidad, imagen, trabajo, y perdí la autoestima, las ganas de vivir, de producir, de convivir, siempre fui el llanero solitario, aislado, tipo raro lleno de pensamientos negativos, y me doy cuenta que por ello, regresaba a consumir, después de un corto o mediano periodo, no salía de la llamada borrachera seca que perfectamente describe el doctor José Antonio Elizondo López.

No lo entendí

 

Comencé desde muy temprana edad, consumiendo cerveza y sintiendo, desde los 12, 13 años, el síntoma, la sensación que provoca el alcohol en la mente, en el cuerpo, igual, en esa etapa de mi vida, me prendí del cigarro y tardé más de 30 años en quitarme la adicción, tenía mucha resistencia, entre mis cuñados, mi hermano y yo, podíamos andar de parranda sin parar por tres días seguidos o más, no sabía que esta enfermedad no es un vicio, es una enfermedad emocional, neurótica, física, mental y espiritual que viene de una generación a otra, que está en los genes y que nací propenso a caer en las garras de La Saliva del Diablo y que caí sin darme cuenta, desde que ingerí alcohol, me convertí en drogadicto, la cerveza es una droga, el alcohol es la droga que más muertes causa en el mundo y hay un error garrafal de muchos alcohólicos anónimos que no aceptan que están enfermos, otra tendencia de enfermos son los mariguanos, cocainómanos, heroinómanos, fármacos, cristaleros y otros, muchos de esos alcohólicos, se les olvida que también son drogadictos debido a que científicamente, todo lo que entra a tu cuerpo y altera tu sistema central nervioso, es droga, sea café, cerveza o marihuana; yo tuve que vivir mi propia experiencia de muchos años, viviendo en el auto engaño, resistiéndome a pedir ayuda, muchos años sin tener la humildad de reconocer, de aceptar y de rendirme a la enfermedad, me mantuve negado, con un pensamiento cuadrado respecto a mi condición de enfermo.

Garrafal error

 

Acá en Chihuahua México, he vivido la mayoría de mis tiempos de sobriedad, voy a cumplir 18 años, con pruebas de ácido, con mucho aprendizaje y aplicaciones, con grandes cambios y hechos, hechos que me permiten vivir en armonía y en paz, feliz, con mi familia, disfrutando 24 años de novios y 23 años de matrimonio, igual, con altas, bajas, amargas y regulares, pero aquí estamos, mi mujer y yo, disfrutando el uno del otro, claro que hay días en que mutuamente queremos ahorcarnos o colgar la toalla, pero muchos de estos días, son de sobriedad y de amor, pero regresando a Chihuahua, desde que empecé a escribir mi columna De Adicto a ADICTO, muchas familias, esposas y madres de enfermos me han hecho el favor de buscarme para una orientación, información y canalización, me di a la tarea, en muchos casos, de recomendar un grupo de Alcohólicos Anónimos, incluso iba con ellos, en la junta los compañeros les daban la bienvenida tradicional y andaba de pastor un par de semanas, luego mi doceavo, así se le dice a quien le brindas ayuda, recordando el Paso Doce del Programa de AA que cita.- “Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los alcohólicos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.” Y todos los que llevé, que en casi 18 años de estar limpio, son muchísimos, todos no se quedaron en AA, se fueron a tocar más fondos, a vivir sus propias experiencias.

De cada 10 internos de los anexos, 9 recaen

 

De igual manera, me he abocado a asesorar a la familia, a gestionarles becas y ayudas en los centros de rehabilitación, y la misma historia comenzó a repetirse, después de los tres meses de internamiento, saliendo vuelven a consumir, otros duran una semana, un mes, pero retomaban la adicción, solo habían ido por obligación, conozco adictos que han acumulado hasta 25 procesos y no se han recuperado, he visto los fondos que han tocado, desde haber estado en la cárcel por más de tres años, el haberse quedado sin familia, sin negocios, sin dientes, el estar muy dañados del hígado y ahí siguen, prendidos de la sustancia, y como ratas viejas en los anexos, centros de rehabilitación.- Visito a la semana un promedio de 6 anexos, de hombres y mujeres, menores de 18 años, me enfoco a la derrota, a derrotar el ser mediocre, a regalar mi propia experiencia y a motivar un verdadero cambio, me ha servido de experiencia el fracaso de AA y de anexar gente, ahora trato antes de internarlos, sugerirles un grupo de auto ayuda, a que trabajen la enfermedad, sus emociones y reduzcan sus niveles de ansiedad, hoy en día, gracias a Dios, hay muchos adictos limpios, quienes han recuperado su vida, sus trabajos, sus matrimonios, sus estudios, he aprendido que tapar la botella no es suficiente, que ir a doble AA, no es suficiente, esta enfermedad es muy compleja y el trabajo demanda compromiso, amor propio, entrega total y el manejo de más de 350 temas, mis técnicas de relajamiento, respiración, meditación, oración (nada religioso), las herramientas para vivir la vida con seguridad, armonía a través de mi estructura del Tratamiento Ambulatorio, tienen a infinidad de enfermos en sobriedad, libres de sustancias y relaciones tóxicas. El proceso comprende dos meses intensos de lunes a sábado, en dos horarios y es para todos los enfermos emocionales, no tengo la varita mágica, ni me siento muy cuco, únicamente trasmito mi experiencia ganada a pulso en casi 18 años, 10 libros publicados y 4 más, por salir a la luz pública.

 

El síndrome de la borrachera seca

 

No es lo mismo abstinencia que sobriedad. (José Antonio Elizondo López). Abstinencia significa simplemente dejar de consumir alcohol o la droga a la que se es adicto. Sobriedad significa aprender a vivir en abstinencia mediante un continuo crecimiento emocional que permita alcanzar la madurez. En otras palabras: la suma de la abstinencia y la madurez constituyen la sobriedad. Muchos alcohólicos dejan de beber pero no crecen emocionalmente. Aunque sean abstemios continúan siendo unos bebés emocionales. Estas personas padecen lo que se llama "El síndrome de la borrachera seca" Este síndrome es una forma de neurosis que padece el alcohólico en recuperación quien sólo se conforma con dejar de beber. Impide la plenitud de vida del alcohólico, provoca que persistan sus problemas familiares, laborales y sociales, y que continúen la insatisfacción y la infelicidad. Asimismo, constituye una de las principales causas de recaídas de los alcohólicos. Sabiamente el Doctor Elizondo, señala doce puntos contrarios a la sobriedad que son.- Inmadurez, Deshonestidad, Amargura, Culpa, Ego, Miedos, Ingobernabilidad sexual, Negación, Sustituciones de alcohol por otras sustancias, Nula espiritualidad, Comportamiento incongruente, yo le agregaría, envidia, que en muchos Alcohólicos Anónimos es un sello de distinción. Lograr la abstinencia es tan sólo el fin del principio. El verdadero camino hacia la recuperación comienza en el momento cuando se alcanza una absoluta convicción de la abstinencia, cimiento donde se construirá el edificio de la sobriedad.

Los obstáculos que hay que trabajar y eliminar
Los defectos de carácter, los patrones de conducta, son un gran impedimento para vivir en sobriedad, para no recaer, no son los 7 pecados capitales que señala San Agustín, Envidia, Ira, Gula, Pereza, Soberbia, Lujuria y Avaricia, como me dijo un compañero.- Tu trabaja únicamente los pecados, no los defectos.- Encontré en mí, más de 400 defectos de carácter de los cuales he estado trabajando en ellos y sigo.- Los defectos no se eliminan, se controlan.- Me dijo.- Por ejemplo, dejé de ser impuntual,  yo era el campeón de campeones en llegar tarde, he dejado la pereza, me levantaba diariamente después de las doce del día, he dejado las mentiras, los celos, la neurosis desbordada, y he podido cambiar en muchos sentidos, de repente, el cavernícola emocional comienza a rugir, me ha costado mucho trabajo corregir mis patrones de conducta, mi honestidad, en 18 años, he vivido mi recuperación dentro de grupos de auto ayuda, en los centros de rehabilitación, dando el mensaje por infinidad de medios, en las escuelas, vía internet y teléfono, la enfermedad es compleja, y por desgracia es un mal común, no es por la desigualdad social, es por una herencia genética, emocional que viene de una generación a otra y cada vez, es más aguda y cruel, no se me debe olvidar de dónde vengo, y cada vez que escribo mi columna, hablo de mí y recuerdo el dónde y cuándo fui secuestrado por esta perra enfermedad, maldita enfermedad, perversa del alma.- La Saliva del Diablo.- Gracias por leerme y más por escribirme.- ernestosalayandia@gmail.com.- Sigue la huella en Twitter @teo_luna Búscame en Facebook.- Mis libros están a tu disposición, crisiscreces.com  614-256-8520.

Te recomiendo la siguiente liga: 

 

 

Please reload

Noticia Destacadas

El congresista García vota para restablecer la Ley de derechos de voto Congressman García Votes to Restore the Voting Rights Act

December 7, 2019

1/10
Please reload

Archivos
Please reload

 Created by Luis Concepcion 

Redesigned by MdO Web Design

© 2019  | El Dia News | 6331 W. 26th Street | Berwyn, Illinois 60402 | Phone: (708)652-6397