Acción afirmativa en peligro de desaparecer

El gobierno de Trump está en una campaña de eliminar completamente las últimas huellas de la acción afirmativa.Este tipo de políticas nació con el objeto de subsanar y compensar las diversas formas de discriminación del grupo dominante (hombres de ascendencia anglosajona) a los grupos minoritarios étnico-nacionales (mujeres, latinos, afroamericanos, etc.).

La Administración del expresidente John F. Kennedy fue la primera en utilizar este término en agosto de 1961, cuando produjo una provisión que exigía a los contratistas del gobierno que hagan valer “la acción afirmativa para contratar a nuevos empleados sin considerar su raza, credo, color u ascendencia origen nacional”

Su sucesor, el presidente Lyndon Johnson, extendió el derecho de no discriminación por cuestiones de raza, etnia y nacionalidad y, consecuentemente,promovió uno de los cambios sociales más importantes en la historia de la sociedad norteamericana.

Incluso, hubo momentos en que el gobierno impuso cupos específicos en los centros de educación superior para que el personal de estas instituciones pudiera utilizar factores de raza, etnia y nacionales en sus programas de admisiones.

Las políticas de acción afirmativa funcionaron debido a que promovieron mayor diversidad y accesibilidad en los centros de trabajo de clase media.  El acceso de estudiantes de etnias minoritarias en las instituciones de educación superior produjo,precisamente, esos cambios en los sectores laborales.

Sin embargo, las leyes que promovieron una América más incluyente, diversa y menos discriminatoria fueron debilitándose por el constante acoso de los grupos de la derecha. De acuerdo a la postura de esta gente, la acción afirmativa es un racismo regresivo contra los anglosajones y otras etnias y nacionalidades europeas.

Con el tiempo, la acción afirmativa en las universidades fue gradualmente debilitándose y luego desapareciendo por la presión de los grupos dominantes.  En un caso muy conocido en contra de estas políticas, la Corte Suprema de Justicia mantuvo la ley afirmativa en la Universidad de Texas como un factor de “conciencia” en el momento de aceptar asus nuevos estudiantes.

Hoy, los grupos de la derecha sonríen porque Donald Trump tiene en mente eliminar los últimos vestigios de la acción afirmativa para que los programas de admisiones de las universidades funcionen bajo el supuesto de “méritos” de la persona.

Lamentablemente el sistema de “méritos” no existe en una sociedad donde la raza y el color de la piel todavía condicionan los criterios de contratación en las instituciones del Estado.  La acción afirmativa precisamente eliminaba ese tipo de prejuicios sociales.

Si logran destruir por completo estas políticas, la sociedad norteamericana dará un giro regresivo a esos periodos vergonzosos de discriminación institucional y estructural.

                Humberto Caspa, Ph.D., es profesor e investigador de EconomicsOnTheMove.

Please reload

Noticia Destacadas

Fuerte amenaza a Estados Unidos con una "dura venganza" por la muerte del general Soleimani

January 3, 2020

1/10
Please reload

Archivos
Please reload

 Created by Luis Concepcion 

Redesigned by MdO Web Design

© 2020  | El Dia News | 6331 W. 26th Street | Berwyn, Illinois 60402 | Phone: (708)652-6397