A “podrirse” en la cárcel

Uno de los filósofos más malinterpretados es indudablemente Maquiavelo.  “El fin justifica los medios” es la interpretación de un párrafo del capítulo XVIII de su libro El Príncipe, en donde manifiesta lo siguiente:

“En las acciones de los hombres, y particularmente de los príncipes, donde no hay apelación posible, se atiende a los resultados. Trate, pues, un príncipe de vencer y conservar el Estado, que los medios siempre serán honorables y loados por todos…”.

En base a este proverbio, mucha gente probablemente tratará de unificar las acciones de Paul Manafort, ex jefe de la campaña electoral de Donald Trump y recientemente sentenciado por otros tres años y medio en la cárcel, con las enseñanzas de Maquiavelo, especialmente con su famoso proverbio “el fin justifica los medios”

Manafort evidentemente alcanzó la mayoría de sus metas trazadas.  Se convirtió en un tipo con mucha influencia y se rodeó de personas afiliadas al gobierno nacional, quienes le permitieron, incluso, trabajar con quien se convertiría en presidente de Estados Unidos.  Finalmente, Manafort alcanzó a tener mucha riqueza y poder.

Sin embargo, la realidad de las enseñanzas de Maquiavelo es otra.  En su libro El Príncipe, este filósofo italiano condena a personas como Paul Manafort, Michael Cohen, George Papadopolous, Michael Flynn, Alex Van der Zwaan, Samuel Patten, y otros colaboradores de Donald Trump que conspiraron contra las instituciones del Estado y violaron los derechos de ciudadanos comunes y corrientes.

Es más, según Maquiavelo, el jefe máximo de toda esta gama de corruptos y abusivos del gobierno, debería estar en la cárcel porque sus acciones están “saquean al pueblo” o están haciendo daño el tejido social de la sociedad norteamericana.

En este sentido, “el fin justifica los medios” tiene coherencia siempre y cuando el Príncipe, en este caso el presidente, no esté cometiendo actos contra los intereses de la población.

El pueblo, en el léxico de Maquiavelo, es quien ultimadamente tiene el poder del gobierno.  Su gente o la población en general es quien permite y autoriza al líder a tomar las riendas del gobierno del Estado.

Cuando el líder no beneficia al pueblo o, por el contrario, compromete su salud y seguridad con un comportamiento viciado y plagado de acciones corruptas, el pueblo se rebela y eventualmente lo condena.

En consecuencia, Paul Manafort, de acuerdo a los escritos de Maquiavelo, es un individuo negativo para la sociedad norteamericana.  Su castigo es una condena justificable por conspirador contra el Estado o el pueblo.  De manera que, personas como él, deberán podrirse en la cárcel porque están, “saqueando al pueblo”.

                Humberto Caspa, Ph.D., es profesor e investigador de Economics On The Move.

Please reload

Noticia Destacadas

Fuerte amenaza a Estados Unidos con una "dura venganza" por la muerte del general Soleimani

January 3, 2020

1/10
Please reload

Archivos
Please reload

 Created by Luis Concepcion 

Redesigned by MdO Web Design

© 2020  | El Dia News | 6331 W. 26th Street | Berwyn, Illinois 60402 | Phone: (708)652-6397