El odio hacia los mexicanos que México dejó crecer y terminó en una masacre

Marcelo Ebrard  cataloga la masacre como ataque terrorista contra los mexicanos

 

El pasado fin de semana se hizo presente la violencia en contra de los mexicanos en un centro comercial de El Paso, Texas, cuando Patrick Crusius, de 21 años, mató a 21 personas, ocho de ellas mexicanas e hirió a 26.

El atacante llevó a cabo su agresión con un rifle AK47, de alto poder. Publicó en internet un manifiesto en el que decía que su “objetivo es matar el mayor número de mexicanos”. (La Jornada, 4 de agosto de 2019)

La masacre fue calificada por el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, como acto terrorista contra los mexicanos, e informó que se presentará una denuncia internacional por este delito, a fin de que el o los responsables puedan ser extraditados a México.”

Informó Ebrard que “se trata de la primera demanda de esta naturaleza en la historia de la relación entre México y Estados Unidos, y permitirá a nuestro país tener acceso a toda la información correspondiente a la investigación.” (La Jornada, 5 de agosto de 2019)

En su conferencia de prensa matutina el presidente López Obrador declaró: “Pensamos que estos lamentables hechos que se presentaron en Estados Unidos, deben de llevar a la reflexión, al análisis y a la decisión de controlar la venta indiscriminada de armas”.

Durante décadas la relación bilateral entre ambos países, en el tema de la seguridad, se ha caracterizado por la violencia generada por la tensión creada por el tráfico de drogas que llegan a ese país desde México y el tráfico de dinero y armas que cruzan la frontera desde Estados Unidos.

Por muchos años el gobierno mexicano ha solicitado al gobierno de Estados Unidos reglamentar con mayor rigidez la venta de armas, en el contexto del combate al tráfico de drogas y la violencia en México, pero en todas las ocasiones la respuesta fue el silencio.

Los abusos y la violencia en contra de los mexicanos ha sido constante por años en los Estados Unidos, esta tendencia se afirmó desde la campaña de Donald Trump hace tres años cuando, para alcanzar el poder, utilizó un discurso racista, discriminatorio, en el que calificó a los migrantes mexicanos como delincuentes, asesinos y violadores, creando con ello las condiciones para que grupos supremacistas y fanáticos nacionalistas consideraran “justo” atacar a los mexicanos y por extensión a los latinos radicados en ese país.

El anuncio de Marcelo Ebrard de considerar como terrorista el ataque racial y solicitar la extradición del responsable, difícilmente podría ser atendido por el gobierno de los Estados Unidos, sería un grave precedente que les traería consecuencias internas de difícil solución, por la enorme cantidad de armas en manos de la población civil y la fortaleza de la industria productora de armamento, involucrada en la disputa por el poder en Estados Unidos.

La intención del gobierno mexicano de defender a los mexicanos que radican en Estados Unidos es histórica y es tardía. El silencio y el no compromiso han sido las constantes en su actitud. Es difícil identificar reclamos firmes al gobierno de ese país. La prudencia se transformó en cómoda indiferencia para los gobiernos de México. Los paisanos son vistos como una importante fuente de riqueza cuando envían miles de millones de dólares con lo que solucionan problemas que el gobierno no atiende.

El problema de la discriminación hacia los mexicanos radicados en Estados Unidos es muy viejo y la indiferencia del gobierno mexicano ante las acciones de los fanáticos nacionalistas y los insultos y agravios permanentes de Donald Trump de los tres últimos años, facilitaron su crecimiento.

La interpretación falsa de Donald Trump de que los que disparan son enfermos mentales debe extenderse al hecho de que también esta enferma la sociedad que tolera la venta de armas sin controles reales, la industria que las produce, el comercio que las vende al mejor postor y el gobierno que con el arma de la palabra ha despertado el odio y la discriminación hacia de la minoría hispana y mexicana.

Estamos en el discurso de la 4T y estamos aprendiendo, podría darse el caso de que por primera ocasión en la historia el gobierno mexicano defienda a los connacionales radicados en Estados Unidos, aunque amenace Donald Trump con imponer aranceles y se enojen los supremacistas. Mejor tarde que nunca.

 

Please reload

Noticia Destacadas

El congresista García vota para restablecer la Ley de derechos de voto Congressman García Votes to Restore the Voting Rights Act

December 7, 2019

1/10
Please reload

Archivos
Please reload

 Created by Luis Concepcion 

Redesigned by MdO Web Design

© 2019  | El Dia News | 6331 W. 26th Street | Berwyn, Illinois 60402 | Phone: (708)652-6397